¿Hay vida más allá del JCR?

No Gravatar

Científico sosteniendo una carita triste de color rojoMucho se habla de la calidad hoy en nuestros días, tanto que ha llegado hasta el último rincón de nuestra vida cotidiana, y el ámbito científico, no ha sido la excepción ¿y qué es la investigación de calidad? ¿cómo saber si un hombre de ciencia está haciendo su trabajo correctamente? La respuesta a estas preguntas es lo que me ha animado a compartir unas líneas en este blog.

Aunque el sentido común nos diría que la mejor manera de medir la calidad de la investigación es viendo se da solución a problemas cotidianos, tal parece ser que nos empeñamos en complicarnos las cosas y querer medir todo bajo parámetros numéricos complejos y difíciles de interpretar. Sin duda, uno de los que goza de mayor fama y boga ahora mismo en España es el índice JCR.

¿Y que es eso del JCR? Pues se trata de un índice utilizado para medir el impacto de las revistas científicas. Este índice pretende ofrecer un mecanismo sistemático y objetivo para evaluar de manera crítica las revistas más importantes en el mundo; para lograrlo, utiliza información cuantitativa y estadística basada en los datos de las citas hechas a los artículos de las revistas científicas (más información aquí). Dicho así, suena muy bien, pero la verdad para mí sigue siendo poco claro, así que me permitiré intentar explicarlo.

Este índice, conocido también como factor de impacto, se calcula generalmente con base en un periodo de 2 años. Por ejemplo, el factor de impacto en el año 2003 para una determinada publicación puede calcularse como sigue:

  • A = Número de veces en que los artículos publicados en el periodo 2001-2002 han sido citados por las publicaciones a las que se les da seguimiento a lo largo del año 2003.
  • B = Número de artículos publicados en el periodo 2001-2002.
  • Factor de impacto 2003 = A/B

Sin embargo, existen alguno matices en torno a este cálculo. El Institute for Scientific Information excluye cierto tipo de artículos del denominador, por ejemplo artículos de noticias, correspondencia o fe de erratas. También, para publicaciones nuevas, el mencionado instituto, calcula en ocasiones, un factor de impacto con solo 2 años de información. Así que mientras para algunas revistas que llevan muchos años de existencia (como el Harvard Business Review) su factor de impacto es bastante obvio, para una revista que nazca hoy las esperanzas de ser incluidas en dicho índice son muy escasas.

Son muchas las críticas que hay en torno a si se debe o no emplear solo un índice para medir la “calidad” de una publicación, y por ello, han surgido una gran variedad de formas para intentar medir el impacto de una revista, por mencionar algunas podemos citar las siguientes:

El desarrollo de las revistas electrónicas y de los repositorios científicos “open access” está fomentando la creación de diversos sistemas para evaluar su calidad e impacto de forma diferente al JCR. Los más utilizados en el mundo académico son CitebaseCiteSeer o Google Scholar. Vale la pena destacar que utilizando Google Scholar, el software Publish or Perish (el cual es libre) nos proporciona varios índices de medición científica, muy fáciles de consultar y de obtener basándose en los resultados de Google.

Pues como bien puede verse, si hay vida más allá del JCR, personalmente creo que el esfuerzo hecho para la creación de dicho índice es bastante loable, sin embargo, creo que quizá deberían tomarse en cuenta más índices y no monopolizar todo en unos solo, así como también, hacer uso de nuestro sentido común e inventar o proponer algo que nos permita medir la calidad de los esfuerzos científicos en términos del beneficio o impacto que tiene en la sociedad en general y no solo en el mundo de la academia.

Comic sobre factores de impacto

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *